15 nov. 2017

Las marcas cuando actualizan y cambian sus logos

Refrescar el logo, refrescar la imagen

Si algo funciona, mejor no lo cambies es una de esas perlas de sabiduría popular que, sin embargo, las empresas no siempre acaban de seguir. Una de las mejores maneras de verlo es seguir la historia de sus logos, especialmente en las compañías que tienen una larga historia. A pesar de que muchas veces su logo es muy reconocible y a pesar de que se ha asentado ya entre los elementos que la memoria de los consumidores ha acumulado, las empresas se lanzan a cambiarlo. Si se analiza lo que han hecho las empresas centenarias, por ejemplo, en muchos casos se encuentran historias de cambio. Al cabo de unos años o de unas décadas, la marca de turno hace rebranding con su logo.
Pero ¿por qué hacerlo? De entrada, la decisión podría parecer no solo polémica sino también bastante arriesgada. Si el logo funciona y si los consumidores lo están recordando bien, ¿no sería mejor dejarlo como está y no tocarlo? El que las empresas se lancen, a pesar del pavor en general que les tienen a los cambios, a hacerlo tiene una explicación lógica y racional detrás. Aunque hacer rebranding y cambiar el logo es una de esas cuestiones pantanosas (no hay más que pensar en lo que le ocurrió a Gap hace unos años…), a las compañías no les queda más razón que realizar ajustes y que modificarlo.

A veces los cambios son más o menos mínimos y no modifican la esencia del logo, tanto que en algunos casos solo quienes son realmente muy observadores acaban dándose cuenta de lo que ha pasado. Google no ha cambiado exactamente su logo, pero sí ha modificado su esencia. En 2015, Google cambió la tipografía de su logo (en 1999 había hecho un cambio brutal de rediseño del mismo, pero aún no era la compañía tan popular que ahora conocemos). Lo hizo porque la nueva tipografía funcionaba mejor en temas de escalabilidad y por tanto se ajustaba mejor a las nuevas pantallas, algo que en un mundo como el actual es muy importante.
Y esa es, de hecho, una de las grandes razones que llevan a las empresas a cambiar sus logos. Cuando el contexto en el que la marca se mueve cambia y su logo se tiene que adaptar a nuevos usos y nuevas situaciones, no queda más remedio que jugar con ello y que adaptarse a esas novedades. No hay más que pensar en cómo las redes sociales han modificado los requisitos para ser un buen logo. En los 90, cuando se diseñaba la imagen corporativa de una compañía y se creaba su logo no había que pensar en cómo se verían en un perfil de redes sociales. Ahora es una de las cuestiones clave. Cuando se diseña un nuevo logo, se piensa rápidamente cómo encajará en la imagen de perfil de la página en Facebook o de la cuenta de Twitter.
A veces los cambios son más o menos mínimos y no modifican la esencia del logo, tanto que en algunos casos solo quienes son realmente muy observadores acaban dándose cuenta de lo que ha pasado. Google no ha cambiado exactamente su logo, pero sí ha modificado su esencia. En 2015, Google cambió la tipografía de su logo (en 1999 había hecho un cambio brutal de rediseño del mismo, pero aún no era la compañía tan popular que ahora conocemos). Lo hizo porque la nueva tipografía funcionaba mejor en temas de escalabilidad y por tanto se ajustaba mejor a las nuevas pantallas, algo que en un mundo como el actual es muy importante.
Y esa es, de hecho, una de las grandes razones que llevan a las empresas a cambiar sus logos. Cuando el contexto en el que la marca se mueve cambia y su logo se tiene que adaptar a nuevos usos y nuevas situaciones, no queda más remedio que jugar con ello y que adaptarse a esas novedades. No hay más que pensar en cómo las redes sociales han modificado los requisitos para ser un buen logo. En los 90, cuando se diseñaba la imagen corporativa de una compañía y se creaba su logo no había que pensar en cómo se verían en un perfil de redes sociales. Ahora es una de las cuestiones clave. Cuando se diseña un nuevo logo, se piensa rápidamente cómo encajará en la imagen de perfil de la página en Facebook o de la cuenta de Twitter.

El dejar de fabricar algo, el eliminar líneas de producción y el cambiar la naturaleza de la marca también obliga a ajustar el logo. Nokia es uno de los ejemplos recurrentes que se suelen emplear para ejemplificar ese punto. La compañía nació como una empresa maderera pero a lo largo del siglo XX se convirtió en una compañía de telecomunicaciones y tecnología, lo que ha hecho que a lo largo de su historia su logo haya cambiado de forma reiterativa.
Refrescar el logo, refrescar la imagen
Y a todo ello se suma una cuestión mucho más prosaica. La renovación del logo es un lavado de cara. Es como cambiar el color de las paredes del salón o el sofá: harán que la habitación parezca más moderna o hasta más nueva. Lo mismo sucede con el logo. Modificarlo y renovarlo hace que la compañía se vea más moderna, más fresca. Es, para ellos también, un lavado de cara.
Para las empresas, refrescarse puede ser una opción decisiva y muy importante en ciertas ocasiones. Puede ayudar a posicionarse de un modo mucho mejor cuando la imagen general de la compañía empieza a parecer demasiado pasada de moda o cuando se siente que la empresa se está quedando atrás en los cambios del mercado. El logo no soluciona los problemas, cierto es, y la empresa tiene que hacer un cambio mucho más profundo para adaptarse a los nuevos tiempos, pero ayuda a transmitir que se está haciendo ese trabajo.
PDF
www.andresnarvaez.co

12 nov. 2017

Fortalezas y Habilidades con las que Debe Contar el Nuevo Líder.


 12 Noviembre 2017


Una organización está compuesta por seres humanos que cumplen diferentes funciones y roles. Dentro de esta, a unas personas en particular se les ha dado o han adquirido el rol de direccionar, bien sea el global de la compañía, o áreas y equipos en particular. Sin embargo, este hecho no cambia la esencia: siguen siendo seres humanos, todos diferentes, con sueños y frustraciones, con fortalezas y debilidades, con destrezas y limitaciones, con estados de ánimo que cambian y con una vida que tiene diversas variables y entornos.
Entonces, ¿cuáles son las fortalezas y habilidades con las que debe contar aquella persona encargada de dirigir empresa, entendiendo que también es un ser humano con errores y problemas? La respuesta radica en lo diferente que somos. Cada líder debe crear su propia fórmula de éxito, la cual debe hallar en el contexto laboral donde sus fortalezas y habilidades florecen. Los humanos no somos perfectos, por ende, el líder tampoco, pero este debe aprovechar los talentos que tiene y asegurarse que está en el lugar indicado para usarlos bien.
En la empresa, como en la vida, el líder debe enfrentar sus propios demonios, manejar conflictos, resolver crisis, hacerle frente a los intereses individuales, negociar con personas no deseadas, entre muchas otras circunstancias (Los Consejos de Liderazgo de Jeff Bezos). Ante la pluralidad de escenarios, existe una particularidad alentadora: gracias a la escala evolutiva, los seres humanos tenemos la capacidad de reaccionar de manera diversa ante múltiples situaciones. De esta forma, los distintos contextos que se presentan al interior de la empresa ayudan a crear y desarrollar nuevas fortalezas y habilidades para el líder.
La función principal del líder es direccionar a su equipo de trabajo para el cumplimiento de los objetivos de la organización, de esta forma las fortalezas y habilidades deben estar en función del grupo laboral. Si aquel que direcciona es una persona malvada y miserable (Formas en las que un Líder Insulta a sus Colaboradores) no podrá esperar que su equipo sea generoso y feliz. El comportamiento es clave. Es necesario tener en cuenta que a la mayoría de las personas las contratan por sus habilidades técnicas y las despiden por sus falencias personales.
El líder debe trabajar en equipo. Tendrá que tomar decisiones impopulares y direccionar a personas que no harán el trabajo por sí solas. Buscar un grupo que complemente sus habilidades, potencialice sus fortalezas y entienda sus debilidades resulta primordial.
www.andresnarvaez.co

11 nov. 2017

Elementos críticos de un sistema de innovación ágil

Elementos críticos de un sistema de innovación ágil
Existen herramientas y teorías que se intenta aplicar los conceptos en las organizaciones, y sobre todo, de forma sostenible.
A continuación se mencionara  los 4 elementos críticos de un sistema de innovación ágil:



#1 Contar con personas con habilidades de descubrimiento
Si no tienes personas innovadoras, será imposible que innoves. Lo ideal es tenerlas de forma interna, aunque puedes ir evolucionando a crear ecosistemas, y atraer el talento externo vía colaboraciones. Pero no conozco ninguna empresa innovadora sin directivos innovadores, pero no sólo. Además necesitas directivos con habilidades de descubrimiento.
Según Clayton Christensen demostró con datos:
Las empresas más innovadoras son las que cuentan con líderes con habilidades de descubrimiento, y procesos en marcha para desarrollar estas capacidades con el resto. Si tienes un Comité de Dirección enhorabuena
Si no es así, te recomiendo centrarte en dos cosas:
A.- Hablar con Recursos Humanos para empezar a contratar personas con habilidades de descubrimiento
B.- Empezar a crear espacios y procesos en los que sea necesario aplicar estas habilidades.
#2 Procesos para descubrir oportunidades de innovación
Para crear oportunidades de innovación necesitas aplicar las habilidades de descubrimiento y contar con procesos que te permitan hacerlo. Cada empresa es un mundo y tiene su propia cultura. Por eso no creo en llegar con un modelo de innovación a saco y meterlo con calzador. Camino directo al desastre.
En cambio, sí que puedes pensar cómo hacer que tus compañeros en la empresa empiecen a potenciar sus habilidades de descubrimiento, para las primeras fases de la innovación, existen casos reales donde la innovación se convierte en probabilidades de éxitos.
El proceso de innovación de IDEO está diseñado según las 5 habilidades del innovador, de forma que sus empleados tienen que aplicarlas sí o sí:
i.- Cuestionamiento. Plantearse todas las preguntas alrededor del reto a solucionar
ii.- Observación. Los equipos salen a la calle a entender el usuario observando su comportamiento. El objetivo es identificar necesidades latentes, que no hayan sido descubiertas nunca.
iii.- Redes de contacto. Hablar con usuarios, pero también con cualquier persona alrededor del mundo que pueda aportar al proyecto.
iv.- Tormenta de soluciones y asociación. Una vez recogidas las historias del trabajo de campo, se buscan identificar soluciones diferentes, apoyándose en la “caja tecnológica”.
v.- Fabricación de prototipos (experimentación). Aterrizar las ideas en prototipos y llevarlas a usuarios para entrar en una fase de iteración.
Las normas sobre innovación tipo UNE 166000 definen algunos procesos clave, como la vigilancia tecnológica, que no aparecen en el modelo de IDEO. Porque IDEO crea una cultura innovadora.
#3 La innovación disruptiva debe estar en la cartera de proyectos
El primer paso es disponer de una cartera de proyectos. El segundo es incluir proyectos de innovación disruptiva y asignarles recursos. Si te centras en la innovación a corto plazo, la incremental, tendrás un riesgo de futuro y hay que tener balas de largo plazo siempre; sino otras empresas o quizás otros emprendedores te adelanten porque son más ágiles que tú.
Veamos algunas de las dudas más habituales en la gestión de cartera de proyectos:
¿Cuál es el tamaño ideal de una cartera de proyectos de innovación?
Cuanto más grande mejor. Así, directamente. Recuerda que la innovación se rige por leyes estadísticas: probabilidades de éxito. Cuantas más ideas puedas explorar, mayor probabilidad de encontrar algo realmente disruptivo.
En Disney – Pixar lo llaman “explorar el barrio”: dedicar un tiempo a explorar la idea a través de prototipado rápido.
¿Qué recursos debo dedicar a gestionar la cartera de proyectos?
El modelo que aplican las empresas más innovadoras,  es el de muchos pequeños equipos (4-6 personas). El motivo es muy sencillo: cuanto más pequeño sea el equipo, más oportunidades podrás explorar. De hecho, en proyectos en los que contamos con equipos grandes, los dividimos en grupos más pequeños para sacar adelante más ideas.
¿Cuántos proyectos disruptivos tengo que incluir en la cartera?
No hay unos valores estándar para definir cuánto invertir en innovación disruptiva. Eso depende del nivel de riesgo que una empresa esté dispuesta a asumir (y eso depende directamente del nivel de aversión al riesgo de los directivos). Pero sí que debes fomentar en tu empresa que haya algún proyecto dedicado de innovación.
¿Cómo puedo convencer a la Dirección de aplicar la Innovación disruptiva?
Para reducir el miedo que puede dar el impacto del fracaso de la innovación disruptiva en la empresa, la solución es sencilla: crear un espacio de experimentación que permita proteger a la empresa de posibles fracasos.
Ese espacio Eric Ries lo llama Sand Box. En Innolandia.es lo llamamos “Kinder garden”
Un espacio en el que los equipos están blindados del día a día para desarrollar sus proyectos. Cuentan con tiempo y espacio para hacerlo. Para evitar un posible riesgo de marca, yo estoy aplicando algo tan simple como poner el apellido “Lab” a la marca de la empresa.
Google directamente ha creado “X” como marca de innovación disruptiva.
#4 Muchos pequeños equipos innovadores temporales, para gestionar proyectos
Eric Ries define un startup como cualquier grupo de personas organizada temporalmente para encontrar el modelo de negocio de una idea. Así que un equipo interno, lanzando un programa de transformación digital en la empresa es una startup.
Según Ries los equipos innovadores necesitan contar con tres elementos para funcionen bien:
Recursos escasos pero seguros
Si a un equipo le das un presupuesto enorme, matarás la creatividad. Porque no tendrán que buscarse la vida y tirarán de talonario. Asegura que el presupuesto es cerrado y lo pueden utilizar según sus necesidades y sin tener que pedir continuamente autorización. Aprueba el presupuesto y haz al equipo responsable de su aplicación.
Autoridad independiente en el desarrollo
No hay nada que queme más a un equipo de innovación que tener que reportar continuamente a unos directivos que no tienen ni idea. Marca un reto, deja al equipo trabajar y asegura que existen canales de comunicación suficientes para ofrecer avances.
Pero no dejes que los directivos metan mano en el proyecto
Participación en el beneficio
Si montamos un proyecto de intraemprendimiento con salida al mercado que funcione, ¿qué se llevan los creadores? ¿Es todo para la empresa?
Eric Ries opina que los equipos deben participar en el beneficio. Y yo también, pero condicionado al cumplimiento de hitos.
Lo he visto en Lanzadera, la aceleradora de Mercadona, y me gusta mucho. No firmes en el minuto cero a tus intraemprendedores un cheque en blanco de propiedad de la startup. Llega a un acuerdo con ellos, que les sirva de motivación.
Principios básicos de puesta en marcha
El capítulo 10 de El ADN del Innovador debería ser de obligada lectura en cualquier máster. En él, Christensen explica los  principios básicos para aplicar las habilidades de descubrimiento en el día a día. Los principios que debes incluir en tu sistema de gestión de la innovación:
#1 La innovación es trabajo de todos.
Necesitas un espacio seguro para innovar, alejado del día a día. Y tiempo para dedicar. No sólo de los departamentos de I+D+i.
#2 Contar con innovación disruptiva en la cartera
La innovación incremental es necesaria, pero no suficiente. El salto de calidad te lo dará la innovación disruptiva.
#3 Muchos y pequeños equipos.
Si concentras la innovación en un departamento, no crearás una cultura innovadora. Equipos de 4-6 personas, multifuncionales para explorar nuevos territorios.
#4 Asume nuevos riesgos
Genera procesos y espacios que permitan explorar y asumir riesgos controlados sin dañar el día a día del negocio. Pero también saltándoselo.

Bibliografía.

www.andresnarvaez.co

10 nov. 2017

¿Miedo a perder (en bolsa)? Algunas ideas para afrontarlo

Imagina que empiezas hoy a invertir en bolsa. Lo mejor que te puede ocurrir es que empieces perdiendo. Utilizar ejemplos relacionados con el dinero tiene la ventaja de que nos proporciona pruebas tangibles que desafían el sentido común y que de otro modo resultarían difíciles de creer. Por otro lado, nos lleva a conclusiones que son extrapolables a otras situaciones de la vida. De hecho, 


cuanto más tiempo pierdas, tanto mejor.
La solución al enigma está en tres características del mundo real que no creo que te sorprendan:
a) todo lo que ocurre está sujeto a ciclos,
b) no existe la solución perfecta y
c) el futuro es imprevisible.
Cuando he dicho “imagina que empiezas hoy a invertir en bolsa“, lo que quería era que te imaginaras empezando algo que piensas hacer durante un largo tiempo. Desde el momento en que te involucras en una actividad que perdura en el tiempo, ya sea un trabajo, una relación de pareja o un plan de ahorro, vas a estar sujeto irremediablemente a los ciclos inherentes a tales situaciones.
Cuando he afirmado “lo mejor que te puede ocurrir es que empieces perdiendo“, no he querido decir que eso sea bueno sino que es la mejor de las alternativas que se te presentan.
Si tienes una cartera de acciones, puedes estar seguro de una cosa: la tercera parte del tiempo verás cómo disminuye de valor, tanto a corto como a largo plazo. Puedes esperar a que en los próximos diez años perderás dinero en, al menos, tres de esos años.
Ahora imagina que el destino te ofrece tres alternativas:
1.- Perder los tres primeros años, de modo consecutivo.
2.- Empezar ganando los tres primeros años, perder los tres años siguientes y volver a ganar en los cuatro últimos.
3.- Ganar los siete primeros años y perder en los tres últimos.
Podrás pensar que la mejor alternativa sería empezar ganando porque así podrías vender en el momento oportuno y evitar la caída. Sin embargo, recuerda la tercera característica sobre el mundo real que he señalado antes: el futuro es imprevisible. Cierto que es la más discutible de las tres características, ya que hay cosas predecibles. Sin embargo, supondremos que efectivamente no puedes predecir cuándo caerá la bolsa (el mejor inversor de la historia dice que es incapaz).
Si empiezas perdiendo podrás destinar los dividendos de las acciones a comprar más acciones y lo harás a precios más baratos que si empiezas con una bolsa que sube. Cuando he dicho “cuanto más tiempo pierdas, tanto mejor“ en realidad quería decir que los precios de los activos no bajan de forma indefinida sino que son cíclicos, de modo que “cuanto más tiempo pierdas“ significa en realidad “cuanto más tiempo pases comprando acciones a la baja“, un tiempo que necesariamente será limitado. Una vez la tendencia pase a ser alcista, tendrás una buena cantidad de acciones compradas a buen precio. Por otro lado, podrás vender algunas acciones en las que tengas minusvalías para rebajar tu factura fiscal cuando obtengas plusvalías e incluso para pagar algo menos de impuestos sobre los dividendos, y lo podrás hacer durante los siguientes cuatro años después de haber realizado las minusvalías.
En cambio, si ganas al principio, pero pierdes los últimos tres años, podrás comprar muchas menos acciones con los dividendos que hayas ido ingresando, ya que habrás comprado a precios altos. Además, si al cabo del período de diez años decides no invertir más, habrás perdido la oportunidad de utilizar tus minusvalías para rebajar las plusvalías imponibles del futuro. Es cierto que lo más probable es que nunca pierdas respecto a la inversión original ya que tres años de caídas no suelen borrar la rentabilidad acumulada de siete años. En contrapartida, tendrías un capital muy inferior al que obtendrías si hubieras empezado perdiendo.
La segunda alternativa produce una ganancia final significativa, muy superior a la tercera, pero no tan elevada como la primera.
Como ves, no había ninguna alternativa perfecta, pero la mejor en términos relativos era la primera, la más temible de las tres. Superar el miedo a perder y soportar la adversidad tiene premio. En definitiva, es mejor sufrir las adversidades al principio, a pesar de que son más duras de soportar, que al final, aunque sean más llevaderas. Preciso: no es que sea mejor sino que la recompensa final es mucho mayor.
Bibliografia:

https://www.sintetia.com/miedo-a-perder-en-bolsa-algunas-ideas-para-afrontarlo/
andresnarvaez.co
PDF

Las Marcas On Line: Consuelo de Muchos, Éxito de Pocos

Las marcas que a través del tiempo han construido una historia memorable en la mente de sus compradores, pensaban que sería más sencillo abrir su presencia en el e commerce. El muy utilizado comentario de algunos: ya tenemos ventas on line, ¿qué traduce?: ¿ya se adelantaron al futuro? ¿ya son innovadores? ¿ya se cumplió la tarea desde marketing? ¿las altas esferas de las compañías están satisfechas? ¿los crecimientos en ventas se alcanzarán porque hay otro canal más?
Error, tras error.
Entrar a las ventas on line implica factores claves de éxito, para no caer en la trampa de desacreditación de la marca y evitar hacer altas inversiones, las cuales, a mitad del camino, pueden resultar muy costosas.
Entonces, ¿qué se debe tener en cuenta antes de abrirle la puerta al comercio electrónico?
1. Evitar dejar al canal on line toda la expectativa de éxito. Es decir, la fuerza de ventas no puede liberarse de responsabilidades con la marca, los productos, ni en ventas, ni en reputación. Lo primero es dotar de conocimientos a quienes día a día realizan la labor de venta.
2. Analizar si la marca cumple con las características de una marca de ventas on line. Ejemplo: el producto que vendo requiere necesariamente para su venta de asesoría en persona.
3. Contemplar la posibilidad de tener personas conocedoras y responsables de manera directa en el canal. No solo administrarlo, publicar y actualizar. Es realizar un análisis profundo de las debilidades que se van evidenciando frente a otros oferentes y el nivel de impacto que produce una estrategia implementada.
4. Comprometer a las áreas de la compañía con la presencia on line y lo que demanda en innovación ese paso: producción, distribución, ventas e inteligencia de mercados.
5. Una marca debe evitar utilizar el canal on line para bajar inventarios, rotar la mercancía de baja demanda en el canal tradicional o realizar ofertas de rápida rotación.
6. Conocer a quien nos compra en el canal off line. Explorar si cabe la posibilidad de migrar nuestros compradores al comercio electrónico o determinar si será un nuevo comprador. ¿Qué posibilidades tiene de ser un validador o replicador de su experiencia?
7. Proyectar la marca. No todas las marcas, aunque la tendencia mundial de las ventas on line muestren lo contrario, estarán listas para ese tipo de venta. Seguro muchas conservarán su perfil de punto de venta tradicional y será mejor para ellas.
Por lo anterior, es presumible que no muchas de las marcas que hoy vemos con ventas virtuales, están listas para emprender este camino. Llama la atención que, marcas muy reconocidas en diferentes sectores, de larga trayectoria y gran posicionamiento, aún están haciendo pinos en este canal. Lo triste es que han pasado años, porque esta carrera no comenzó hace poco, y se ven igual o menos impactantes.
Es necesario insistir en no dejar la responsabilidad de todo al canal on line. Si se ha realizado este mismo check list en los otros canales donde tiene presencia la marca, entonces se puede contemplar la posibilidad de adentrarse en el aventurero mundo del análisis de las compras on line.
Luego se analizará, si ya se tienen ventas on line, los puntos precisos que requieren las marcas para ser exitosas.
LINA VARGAS TAMAYO
CONSULTORA EN ESTRATEGIA

9 nov. 2017

Las compras en línea sus pro y sus contras

Comprar en línea se ha convertido en lo más popular.
Millones de usuarios acuden a Internet todos los días para comprar de todo; desde comestibles hasta artículos de moda.
Las mejoras a las tecnologías de comercio electrónico nos llegan con una frecuencia muy rápida; trayendo con ellas grandes mejoras a la experiencia de compra en línea, y cambiando la manera que hacemos compras en su conjunto.
Pero, por supuesto, estos sorprendentes avances vienen con un mayor riesgo; y con un componente de calidad de servicio al cliente que es cada vez menos humano.
Entonces nos preguntamos: ¿cuáles son los mejores y peores aspectos de las compras en línea?

Lo mejor
Tal vez la ventaja más obvia de las compras en línea es su conveniencia. Los días de no tener otra opción que salir de casa para comprar son un recuerdo largo y distante. Y ahora, gracias a los teléfonos inteligentes y el wifi, la conveniencia esté ahí en nuestros bolsillos, a cualquier hora del día o de la noche.
¿Alguna vez has estado en una tienda en busca de un artículo en particular, sólo para encontrar que no lo tienen? La mayoría de las tiendas físicas tienen un stock limitado; pero en línea encontrarás una variedad mucho más amplia de artículos, que de otra manera podrían no haber estado disponibles.
Otra gran ventaja de las compras en línea, que es probable que sea más popular entre los consumidores, es el potencial para ahorrar dinero a través de la comparación de costos sin esfuerzo.

Ya no es necesario confiar ciegamente en la palabra de un minorista, cuando le dice que sus productos son más baratos que los de sus competidores; ahora lo podemos ver por nosotros mismos.
Lo peor
Lamentablemente, no todo son beneficios y ventajas. Con una participación humana limitada en el proceso de compras en línea, los riesgos de privacidad y de seguridad se pueden incrementar.
Al hacer un pago en línea a través de una transacción insegura, puede exponerse a un fraude o al robo de identidad.
Además de los problemas de seguridad, otra desventaja es no ser capaz de ver físicamente lo que está comprando.
Por supuesto, este comportamiento de compra se ha convertido en una norma; y ponemos mucha confianza en que los minoristas nos envíen lo que esperamos, pero ocasionalmente podemos caer en las estafas de dinero si no estamos vigilantes.
Y por supuesto, está la falta de servicio humano al cliente cuando las cosas van mal. Con demasiada frecuencia, un robot no puede resolver sus problemas, pero la ayuda humana no está disponible o es difícil de obtener.
No hay duda de que las compras en línea han revolucionado nuestras experiencias como clientes, y seguirán haciéndolo mientras los avances tecnológicos continúen.
Pero es importante mantener un control de los riesgos que no podemos pasar por alto y los nuevos riesgos que pueden surgir de las compras en línea; que se convierte en una parte cada vez más normal en nuestras vidas cotidianas.
Por lo tanto, pueden existir tiendas con facilidades, conveniencia y variedades, pero deben asegurarse de ser una tienda con seguridad para asegurarse de que tienen la mejor experiencia de compra en línea posible.
8 razones por las que los consumidores les gustan comprar en línea
Debido a las numerosas ventajas y beneficios, más y más personas dicen que prefieren las compras en línea en lugar de las compras convencionales en estos días.
Es importante entender la psiquis del comprador en línea. Esto es lo que dicen que es importante para ellos – Conozca lo que el consumidor quiere – conéctese a su pensamiento de todas las maneras en que puede para satisfacer estos deseos, a través de su inteligencia competitiva, precios competitivos, servicio al cliente y más.
Hay muchas razones para que los vendedores de tiendas en línea sean optimistas acerca del futuro del comercio electrónico.
Aquí están algunas razones de los consumidores para comprar en línea, en sus propias palabras:
1) Conveniencia: ¿Dónde más puede hacer compras, incluso a medianoche? Usted no tiene que esperar en una línea o esperar hasta que el asistente de la tienda le ayuda con sus compras.
Usted puede hacer sus compras en minutos, incluso si está ocupado, aparte de ahorrar tiempo y evitar las multitudes. Las tiendas en línea nos dan la oportunidad de comprar 24 x 7.
2) Mejores precios: Obtiene ofertas más económicas y a mejores precios de las tiendas en línea porque los productos vienen a usted directamente del fabricante o vendedor sin intermediarios involucrados.
Muchas tiendas en línea ofrecen cupones de descuento y descuentos por temporada.
3) Variedad: Uno puede conseguir varias marcas y productos de diversos vendedores en un solo lugar. Usted puede entrar en las últimas tendencias internacionales sin gastar dinero en viajes; usted puede hacer compras de minoristas en otras partes del país o incluso del mundo sin ser limitado por el área geográfica.
Estas tiendas ofrecen una selección mayor de colores y de tamaños que usted encuentra localmente. Si usted encuentra que el producto que necesita está fuera de stock en línea, puede ir a otra tienda en línea donde el producto si está disponible.
4) Menos gastos: Muchas veces cuando optamos por compras convencionales, tendemos a gastar mucho más que los gastos de compra necesarios, en cosas como comer fuera, viajar, compras impulsivas, etc
5) Comparación de precios: Las tiendas en línea hacen la comparación y la investigación de productos y precios posibles.
Las tiendas en línea también le dan la capacidad de compartir información y comentarios con otros compradores que tienen experiencia de primera mano con un producto.
6) Multitudes: Si eres como yo, te gustaría evitar las multitudes cuando haces las compras. Las multitudes nos obligan a hacer compras apresuradas la mayor parte del tiempo.
Las multitudes también crean un problema cuando se trata de encontrar un lugar de estacionamiento cerca, donde usted quiere ir de compras y volver a su vehículo más tarde cargado con bolsas de la compra.
7) Compras compulsivas: Muchas veces cuando salimos de compras terminamos comprando cosas que no necesitamos debido a las habilidades de ventas de los tenderos – o debido a la falta de opciones en esas tiendas terminamos comprando artículos que realmente no necesitamos.
8) Compras discretas: Algunas cosas se hacen mejor en la intimidad. Las tiendas en línea me permiten comprar ropa interior, lencería o juguetes de adultos sin la vergüenza de que haya varias personas observándolo.
Más comentarios de algunos amigos sobre las compras en línea:
  • Comprar en línea es mucho más fácil que arrastrar a mi hija conmigo, y usted puede encontrar grandes ofertas casi en todas partes, que compensan los gastos de envío y manipulación.
  • Las compras en línea se convertirán en una necesidad para la mayoría de la gente en el mundo. ¡Usted puede comparar fácilmente el precio, las características, la función y obtener las últimas actualizaciones de cualquier producto sólo con un click!
  • Las compras en línea hacen que sea fácil para mí comparar los vendedores antes de comprar. Puedes obtener más detalles antes de tomar una decisión de comprar o no.
  • Hoy en día los cargos de aparcamiento son muy altos; y con las compras en línea puedo mirar lo que tienen que ofrecer sin ser molestado o interrumpido por los asistentes de la tienda.
  • Con las compras en línea, todos nos beneficiamos en gran medida de esta competencia sin fin entre los minoristas en línea. Otra excelente manera de ahorrar dinero mediante la compra en línea son las ofertas ofrecidas por los minoristas, grandes descuentos y ahorros sólo para aquellos que compran productos específicos en línea.
  • Es mucho más fácil sentarse en casa, encontrar mi tamaño, color y estilo y luego esperar la entrega a mi puerta.
  • Uno puede hacer compras en línea de una selección mundial de un producto específico. Todo está a sólo un clic de usted – y la comparación en línea de los precios ayuda a comprar el producto más económico dentro de un rango de calidad específica.
  • Las compras en línea son convenientes y sin complicaciones. En la India más y más personas están haciendo compras en línea cada día. Y están cosechando los beneficios también. Algunos sitios web también están ofreciendo compras en línea de productos de supermercado – que creo que es un gran avance de la venta en línea común.
  • Ofrecer mejores precios es una de las principales razones que hacen que las compras en línea hayan aumentado. El simple hecho de que los intermediarios son sustituidos de la cadena de entrega conduce a una reducción en el costo y, por tanto, el precio final del producto es menor.
  • Me encanta comprar en línea porque mi perro no le está permitido entrar en un montón de tiendas, a pesar de que se comporta bien. Odio las multitudes y las largas filas de personas al pagar.